17 septiembre 2014

Nuestras Ilusiones, una buena motivación para continuar el camino emprendido

Desde la última reunión antes de las vacaciones veraniegas, nos despedimos de nuestro amigo y compañero Rafael Quintana, unos más ilusionados, otros tal vez más expectantes, pero todos expresamos de alguna manera nuestro sentir al unísono, y no era otro que desearle a Rafa un buen viaje y sobre todo que disfrutara al máximo con pasión, alegría y con los cinco sentidos, esa experiencia que de antemano sabíamos iba a ser única e irrepetible. 

Seguramente algunos nos quedamos dubitativos ante lo que pudiera ser el “después de”, otros simplemente deseamos lo mejor o asumimos un “ya nos contará”…, otros deseando haber ido para vivirla en primera persona, en fin, cada uno con su idea de lo que estar en la asamblea a través de Rafa pudiera ser. Lo cierto es que Rafa era nuestro interlocutor que estaría allí escuchando, aprendiendo, absorbiendo hasta el último detalle (de eso estábamos seguros, creo que todos) como una esponja, para luego venir a contarnos y compartir toda la experiencia vivida, no como un cuento cualquiera que se comparte en un café no, sino como una experiencia sentida, sufrida, emotiva, llena de sentimientos, de sorpresas de descubrimientos, de ir más allá de lo que se ve, se escucha o se toca. Y no nos equivocamos así fue.

En nuestra reunión del pasado 6 de septiembre, Rafa con apoyo de José A. Suffo compartieron con verdadera pasión todas sus vivencias, nos transmitieron sus vibraciones, sus pensamientos, lo vivido, lo compartido con toda la comunidad CVX España. Todos escuchamos atentamente, y cuando digo escuchamos quiero decir que además de nuestros oídos y ojos abiertos también teníamos totalmente dispuesto nuestro corazón, incluso participó Soraya que en la distancia (desde Alemania donde reside desde hace un año) estaba presente a través de la maravillosa tecnología llamada Skype. 

Puedo decir y así lo sentí, que los mensajeros replicaron el mensaje con la comunicación más efectiva y no es otra que el amor, nos transmitieron la gran acogida que todos allí tuvieron para con nosotros a través de Rafa, porque todos estábamos presente, lo que hizo y lo digo comenzando por mí, que nuestros corazones vibraran de alegría, nos inundaran las ilusiones, las expectativas, algunos sintiéramos temores, que concluimos y consideramos como parte del proceso o del camino que hace casi dos años hemos emprendido. Todo el compartir de Rafa y de Suffo nos llevó a la reflexión de que iba siendo tiempo de tomar decisiones y tal vez, algunos sentimos el deseo o necesidad de adherirnos al cuerpo que se mueve de manera activa y fulgurante a través de toda España y el mundo con una misión noble y de servicio,  con la que estamos identificándonos. 

Finalmente, estuvimos de acuerdo en que debíamos escoger fecha para convivir todo ese sentir y con base en ello que el Espíritu nos ilumine y podamos decidir alinearnos formalmente, pues de hecho también, todos coincidimos en que de alguna manera ya nos sentimos parte de. Nuestras ilusiones nos motivan a dar un gran paso. 

Aprovechamos para dar nuevamente a Rafa nuestro más sincero agradecimiento por la entrega, el compromiso y capacidad para transmitirnos el cúmulo de conocimientos y experiencias no de cualquier forma, sino de manera muy efectiva que nos hace reflexionar verdaderamente con nuestro rol o la intención de asumir un rol activo y formal como CVX, de igual manera agradecer a todos los miembros de la asamblea que nos acogieron con aprecio, valor y amor a través de nuestro querido Rafa y por supuesto agradecimiento Suffo nuestro comprometido tutor, guía, orientador. Gracias a todos y cada uno por vuestras entregas.

Somos un equipo que camina por grandes retos espirituales y seguramente personales y estamos dispuestos,  a por ellos. 

Claudia Sogamoso Devia
Pre-CVX Almería.